La importancia de los andadores para mantenerse sano

Los andadores (caminadores o deambuladores), son un tipo de artículo que se utiliza de apoyo. Son una herramienta que ayuda a personas que tengan dificultades para caminar, desplazarse y moverse. Además, son más estables y ofrece una superficie de apoyo mucho mayor a lo que consigue una muleta o un bastón.

Se pueden usar cuando hay un problema de falta de fuerza en los miembros inferiores, ciertas alteraciones que afecten al equilibrio, además de servir para que no haya tanto impacto en los músculos y articulaciones (contribuyendo a reducir el dolor).

Podemos encontrar varios tipos de andadores dependiendo de las necesidades de cada usuario. Tenemos los modelos más avanzados, los andadores con ruedas para adultos, los posteriores y los que no llevan ruedas.

Ventajas de usar andadores para adultos

andadores

Independencia

El usuario conseguirá una cierta independencia, ya que se podrá valer por sí mismo a la hora de caminar. Al mismo tiempo les confiere algo de actividad. Algunas personas, si no tienen un andador, acaban pasando todas sus horas delante de la TV, lo que acabará minando su confianza y terminará afectando gravemente a su forma física.

Conseguirá aumentar su autoestima y confianza. Los andadores con ruedas para adultos les permitirán salir a la calle, incluso hasta recorrer una distancia larga. Al mismo tiempo, algunos modelos son perfectos para que el usuario pueda hacer ciertas tareas en su casa, así como determinadas acciones.

Cuidado de la salud

Las articulaciones necesitan moverse de forma continuada para evitar que se atrofien. La sangre necesita circular; si no lo hace se podría acumular en ciertas zonas y crear trombos que derivarán en graves enfermedades.

Si un cuerpo no se mueve en el plazo de un par de semanas, empezarán a experimentarse problemas importantes.

El andador permitirá conseguir ese movimiento, incluso en personas que tienen dolencias graves.

Adaptación

Es importante destacar que estos aparatos se pueden regular en base a las necesidades del usuario. Por ejemplo, los andadores fijos permiten ajustar las patas a través de unas hendiduras en las que se colocarán la pieza de sostén. Servirá para definir la altura.

En los andadores con ruedas para adultos, la altura se conseguirá regulándola a través del mango, bien dando un tirón hacia arriba, o bien ocultando la propia estructura del andador.

Estables

andadores-frenos

Cómo ya hemos comentado al principio del artículo, son bastante más estables que los bastones y las muletas. Están recomendados para personas que necesitan un apoyo completo sobre el terreno.

Personalizables

Se pueden personalizar con una larga serie de accesorios y elementos: por ejemplo, se les puede agregar bolsas, bandejas, luces y linternas, kits de ruedas.

Dependiendo de las necesidades de cada paciente, se podrá encontrar la mejor manera de personalizar el andador.

Por todas estas razones, los andadores son una buena herramienta para mantenerse sano.